El Abismo

Artículo principal: Milenio y estado eterno
 
Tártaro o Abismo. Este es un lugar diferente del Hades, ni es el lago de fuego. “Abismo” significa profundo o sin fondo. Ningún ser humano puede ni irá jamás allí. Es un lugar de espera temporal para los ángeles caídos. Hay al menos dos grupos de ángeles caídos. Están los ángeles que cayeron con Satanás en su rebelión inicial (Ezequiel 28:14-15), y luego están “los ángeles que pecaron” (2 Pedro 2:4) que dejaron “su propio estado original” (Judas 6), probablemente refiriéndose a los hijos de Dios (Génesis 6:2). Satanás y sus demonios son libres hoy para vagar por la tierra y los lugares celestiales (Job 1:6-7), pero el grupo que cayó antes del diluvio fue arrojado “al pozo más profundo [Tártaro] de las tinieblas” y está “mantenido en cadenas eternas bajo la oscuridad tenebrosa”. Evidentemente, Satanás y sus demonios saben que se unirán a los demás en algún “momento” en el futuro … le rogaron a Jesús que no los enviara allí temprano (Lucas 8:31). Satanás es de alguna manera el rey del abismo, aunque aún no ha sido desterrado allí (Apocalipsis 9:11). Cuando Cristo aparezca, arrojará a Satanás al abismo durante 1000 años (Ap. 20:1-3). Los demonios de Satanás también serán arrojados al abismo por 1000 años, luego “visitados nuevamente” (Isa 24: 21-23) cuando se suelta a Satanás. Los hijos caídos de Dios nunca saldrán hasta el “gran día” del juicio.